La madera es el material más utilizado en la fabricación de sillas. No sólo resulta muy funcional sino que se trata de un material noble que, estéticamente aporta una enorme calidez. Existen en el mercado gran cantidad de productos con múltiples aplicaciones en carpintería, decoración e, incluso, construcción. Conocer las distintas maderas y sus características permite elegir la más adecuada en cada caso.

Clasificación según su origen
Las maderas se pueden clasificar siguiendo diversos criterios. Uno de ellos es su origen o procedencia.

1.Las maderas europeas provienen del hemisferio norte o de las zonas templadas del continente europeo. Se subdividen en resinosas y frondosas.
1.1.Las maderas resinosas se utilizan en carpintería, ebanistería y construcción. El ejemplo más clásico son las distintas especies de pino, muy utilizadas en carpintería, contrachapados, encofrados, ebanistería...
1.2.Las maderas frondosas se emplean más en la fabricación de sillas y muebles así como en ebanistería:
-La madera de haya es la más usada en la fabricación de sillas y muebles y sillas así como para el chapado decorativo.
-El roble se utiliza mucho en puertas y ventanas de alta calidad, parqué o vigas vistas.
-El olmo, apropiado para marquetería y ebanistería,
-El castaño, muy apreciado en ebanistería.

2.Las maderas tropicales o exóticas proceden de zonas con climas tropicales o ecuatoriales. Su principal característica es su capacidad para resistir a la intemperie, lo que las hace muy codiciadas para fabricar muebles destinados a soportar las inclemencias del tiempo: sillas y mesas de jardín, pérgolas… etc. En este grupo, tienen un gran prestigio las maderas de teca, iroko, ébano y caoba.


Cualidades de cada madera
Es imprescindible conocer de antemano las características de esta materia prima y, por lo tanto, sus posibilidades ante la labor prevista, ya sea un mueble, una puerta o un objeto decorativo.


• Caoba. De origen amazónico, es de color rojizo y elevado peso. Aunque es dura y compacta, tiene un buen acabado, ya que es fácil de serrar, pulir y barnizar. Es muy apreciada en ebanistería, sillas de gama alta y muebles de lujo.
• Castaño. Se asemeja al roble, aunque es de dureza media, fuerte y elástica. Se emplea, en especial, en la elaboración de puertas para mobiliario de cocina. Su color es marrón claro, ocre.
• Cedro. Semejante en color a la caoba, tiene menos peso, más resina y una textura más gruesa. Su color es canela rosado. Se utiliza para forrar muebles y en revestimientos de alta calidad.
• Cerezo. Es muy apreciada en la fabricación de sillas y ebanistería de alta calidad. Es una madera muy decorativa, pero propensa a la carcoma y sufre una apreciable alteración de color con el tiempo, se oscurece llegando a adquirir una tonalidad rojo caoba.
• Fresno. Si bien es una madera dura, aplicándole vapor adquiere una excelente flexibilidad. Su color es amarillo claro, en ocasiones agrisado o rosado. Se utiliza mucho en ebanistería y en la elaboración de artículos curvados.
• Haya. Es de peso medio, textura fina y uniforme. Su color original es blanquecino, pero con el paso del tiempo se va “dorando” y tras un tratamiento de vaporización, se torna rojo claro. Es la madera que más se usa en la fabricación de sillas.
• Nogal. Es una de las maderas más apreciadas. De color rojizo, es dura, homogénea y de gran valor decorativo. Se utiliza en muebles y ebanistería. Existe nogal negro y nogal blanco.
• Pino. Es la madera más utilizada hoy en día debido a su precio, calidad y dureza. Su color oscila entre el amarillento color del haya y el blanquecino roble.
• Roble. Es una madera resistente, duradera y compacta. Tiene un color pardo amarillento, aunque cambia de color al entrar en contacto con el hierro y metales de esa clase. Se utiliza en la fabricación de muebles de calidad.
• Teca. Es una madera fácil de trabajar, de fibra sólida y densa. No es corrosiva y resiste termitas y hongos. Gracias a la impermeabilidad que le proporciona su aceite, aguanta la humedad sin requerir pintura ni barniz. Resulta idónea para muebles de terraza, aunque también es muy común en mobiliario de interior de estilo oriental. Se identifica por su color pardo, dorado uniforme o marrón medio, junto con vetas oscuras y su característico olor a cuero.

Otra de las clasificaciones de la madera diferencia entre maderas macizas, que provienen de la madera natural, y derivados, sometidos a un proceso industrial donde se emplea celulosa, cola y serrín.

1.Las maderas macizas se obtienen del tronco. Son piezas enteras, naturales, sin tratamientos, de gran calidad y coste elevado. Con ellas se elaboran tablas, tableros y listones. Este tipo de maderas se puede clasificar en maderas duras y blandas, de acuerdo al grado de calidad y resistencia, así como del árbol del cual provienen.
1.1.Madera maciza dura. Se emplea en muebles de mayor calidad. Se extrae de los árboles de crecimiento lento, por lo que el precio se encarece. Su principal característica es la resistencia. Sus usos más frecuentes son: revestimiento de suelos y fabricación de muebles de excelente acabado. No se utiliza en bricolaje, ya que no es fácil de moldear. Los principales tipos de madera dura son el haya, el roble, el nogal, el cerezo, el castaño, la caoba y el cedro entre otros.
1.2.Madera maciza blanda. Es más maleable y ligera, pero no por ello menos resistente que la madera maciza dura. Procede de coníferas, árboles perennes y de crecimiento rápido, como el ciprés, el pino, el abeto, el álamo o el abedul.


2.Los derivados de la madera son una opción económica y resistente para elaborar muebles u otros objetos. Se obtienen a partir de virutas, serrín, cortezas o ramas, y en general tienen forma de paneles. Las variedades más comunes son: contrachapados, aglomerados y fibras.
2.1.Contrachapado. Se compone de cinco chapas de madera encoladas y prensadas. Se emplea en interiores, aunque con ciertos procesos puede adaptarse al uso exterior. Algunas variedades para usos decorativos están revestidas de maderas nobles. Si se emplean en baños y cocinas, se revisten de PVC por su calidad impermeable. Para elaborar contrachapado se emplea pino, haya o álamo.
2.2.Aglomerado. Los residuos de carpintería se trituran, mezclan y calientan hasta convertirlos en tableros rígidos. Es barato y fácil de trabajar, de textura irregular y porosa, se utiliza para parqués, tarimas flotantes y tableros en general.
2.3.Fibras. Se elaboran con fibras de madera encoladas y prensadas. Según la densidad de las fibras con que se fabrican se dividen en 2 tipos: MDF o paneles de densidad media y HDF o paneles de densidad alta o dura.


La espalda - La silla

HISTORIA DE LA SILLA

Desde 1982 Ofreciendo todo tipo de sillas y asientos tanto para el hogar como para el trabajo. Nuestra clientela es muy heterogénea: Particulares, colectividades, comunidades religiosas, ayuntamientos, administración,etc.

Según estudios de mercado realizados, hemos conseguido que el público en general cuando piensa en sillas, piense en nosotros.

En los últimos años, con la incorporación de la segunda generación familiar, nos hemos especializado en asientos ergonómicos, habiendo conseguido crear un flujo de información entre los especialistas en esta materia y la tienda, de la cuál se están beneficiando numerosos usuarios.

Esperamos seguir creciendo sin perder nunca el carácter de establecimiento que funciona en régimen familiar.  Más Info.